Senador de RD ve difícil que haya una sola lista opositora para la Convención Constitucional, pero sostuvo que “no hay que perder de vista los puentes y contenidos mínimos comunes” a la hora de redactar la nueva Constitución.

Equipo El Siglo. 20/12/2020. El senador Juan Ignacio Latorre, de Revolución Democrática (RD), afirmó que “el esfuerzo por lista única es algo que se ha intentado” en la oposición para la elección de la Convención Constitucional,  “pero yo creo que no se va a dar, es difícil”. Pero enfatizó que pese a eso, de cara a la construcción de la nueva Constitución, “no hay que perder de vista los puentes y contenidos mínimos comunes y la articulación que vamos a necesitar, sí o sí, en la Convención”.

El legislador de RD es promotor y defensor de una ley de indulto para los presos políticos de la revuelta social y sostuvo que obedece a factores que atentan contra el debido proceso y esa una lucha que se dará en el Senado, pese al veto presidencial.

Juan Ignacio Latorre estuvo en el programa “De domingo a domingo. Sin restricción” de Radio Nuevo Mundo, y estos son párrafos destacados de su participación:

Crítica a la prisión preventiva de manifestantes sociales

“La crítica al abuso de la prisión preventiva en Chile es algo que se viene denunciando hace bastante tiempo en nuestro país, no solo en el contexto del estallido social. Solo que antes era más acotado o focalizado en jóvenes en situación de pobreza, que se les cargaba más la mano con prisiones preventivas largas, más allá de los estándares internacionales recomendados o con pruebas falsas, montajes. También ocurría u ocurre con los presos mapuches, con aplicación además de ley de seguridad, ley antiterrorista. Se viene criminalizando a colectivos sociales y a las disidencias hace rato.

“En el contexto del estallido social esto se amplifica, se practica aún más, y llevamos más de un año (con) muchos casos que siguen en prisión preventiva, con medidas cautelares larguísimas, muchas imputaciones basadas solo en partes policiales, en testigos policiales, sin cámaras, sin videos. Eso, en medio de la crisis de legitimidad de Carabineros, donde sabemos la cantidad de mentiras, de encubrimientos que hubo, por lo tanto, tenemos situaciones irregulares.

“Cuando no se respeta lo mínimo, que es un debido proceso, cuando a priori hay una predisposición, política además, del gobierno, eso finalmente termina en privación de libertad por tiempos demasiado largos.

“Por eso presentamos el proyecto de ley que lo veníamos trabajando con un grupo de iniciativa por la libertad de los presos de la revuelta, donde hay redes, agrupaciones de derechos humanos, familiares de los presos, y fue surgiendo la idea. Ahí surgió el proyecto de indulto, que es una facultad que tenemos los senadores, del indulto general, que es distinto del indulto particular donde tiene la atribución el Presidente de la República. Recordemos que (Sebastián) Piñera en su primer gobierno indultó a un número significativo de personas, presos por delitos graves. Y ahora, Piñera ha indultado a responsables de crímenes de lesa humanidad.

“Es un proyecto complejo, provocó mucha polémica, se necesitan 22 votos para ser aprobado en el Senado. Vamos a hacer el empeño, sabemos que es difícil, hay adversidades, el gobierno ya anunció el veto, pero vamos a dar la pelear por las atribuciones que tenemos.

Lista única, articulación y ejes ante la Convención Constitucional

“El proceso constituyente es un punto de inflexión en nuestro país, es un proceso en curso, y va a tener una trascendencia para las próximas tres o cuatro décadas en el país, es la posibilidad de construir un nuevo contrato social, fruto de una deliberación democrática, de una construcción participativa de la ciudadanía. No solo de las personas que sean elegidas en abril para redactar la nueva Constitución, sino de la movilización social más amplia.

“Eso lleva a que repensemos las políticas de alianzas, en función de proyectos, cuáles son los proyectos que vamos a presentar para la nueva Constitución, cuál es el proyecto país de más largo plazo, no solo lo programático de cada cuatro años para el gobierno nacional o gobiernos locales, sino proyectos constitucionales para 30 o 40 años más.

“Eso implica que quienes están con ideas similares tendrán que acumular fuerzas, aliarse, en función de esas ideas. Acá es donde vale la pena poner el proyecto por delante y no tanto la suma de rostros. Definir cuáles son las ideas, los ejes centrales, y lógicamente que todos aquellos que estemos por la superación del neoliberalismo y la construcción de una nueva sociedad basada en derechos sociales, una democracia de alta intensidad, un nuevo modelo de desarrollo, la equidad de género, todas esas agendas que hay que agruparlas en ideas centrales para los próximos años, debería configurar una nueva política de alianzas para el proceso constituyente.

“Que además es una elección única. Tenemos cuatro elecciones en abril, pero tres de ellas se van a repetir cada cuatro años -concejales, alcaldes, gobernadores regionales-, pero la de convencionales es única en nuestra historia. Es una oportunidad única y no nos podemos farrear esa oportunidad.

“Obviamente hay que construir mayoría en el proceso constituyente. No creo que una sola lista, por más asertiva que sea, que creo será la nuestra -la alianza entre el Frente Amplio, Chile Digno, movimientos sociales, independientes, que abrazan ideas de transformación y superación del neoliberalismo-, tenga la capacidad de tener una mayoría absoluta por sí sola. Por eso se requiere seguir en un proceso abierto de articulación con otras listas, plataformas de independientes, y diálogo y articulación en aquellas cosas que haya puntos comunes con la centroizquierda tradicional.

“Es la construcción de mayorías que, efectivamente, le de legitimidad al proceso constituyente y a la nueva Constitución y podamos enterrar de una buena vez la Constitución heredada de la dictadura, con su Estado subsidiario, el neoliberalismo del cual está impregnada. Ése es el desafío que tenemos e implica construir mayorías.

“Independiente de si vamos electoralmente en una o dos listas, no hay que perder de vista los puentes y contenidos mínimos comunes y la articulación que vamos a necesitar, sí o sí, en la Convención. Nadie va a arrasar, o se va a llevar todos los convencionales. Eso no va a ocurrir, ninguna lista por sí misma tendrá esa capacidad. El esfuerzo por lista única es algo que se ha intentado, hemos hecho gestiones, a veces nos encontramos que no hay mucha voluntad, pero bueno, tenemos que ver si se da la lista unitaria, pero yo creo que no se va a dar, es difícil. Es un tema también de negociación de cupos, son muchas las fuerzas políticas. Pero también es un tema de proyectos, donde hay diferencias.

“Si la coordinación o el acuerdo no se da en lo electoral, se tendrá que dar en el proceso constituyente, en las bases de proyectos, en lo común y creo que eso es posible construir.

Deja una respuesta