Pamela Jiles y Florcita Alarcón (PH), Renato Garín (ex RD), Félix González (Ecologista) y Jenny Álvarez (PS) se restaron de censura a la Mesa. Se evitó elección de nueva directiva.

Patricia Ryan. Periodista. Valparaíso. 01/11/2020. La gran interrogante es la razón real de que eso ocurriera. Qué hizo que un grupo de parlamentarias y parlamentarios de la oposición validaran a Diego Paulsen, de Renovación Nacional (RN), en la presidencia de la Cámara de Diputadas y Diputados, pese a sus continuos torpedeos a legisladores de colectividades progresistas y de izquierda.

Se había presentado por tercera vez, una censura a la Mesa Directiva de la Cámara Baja (que también integran  Francisco Undurraga de Evópoli y Rodrigo González del Partido por la Democracia), debido a que Paulsen había impedido en sesiones de hace un tiempo, que la diputada Camila Vallejo (Partido Comunista) y el diputado Cristóbal Urruticoechea (RN), pudieran votar cuando se decidió sobre el proyecto de Educación Sexual Integral.

La censura fue presentada por los diputados Alexis Sepúlveda (Partido Radical), Giorgio Jackson (Revolución Democrática), Claudia Mix (Comunes) y Camila Vallejo (PC), ante la falta cometida en el funcionamiento legislativo por parte de Diego Paulsen.

Por lo demás, era una oportunidad para la oposición de revertir la anomalía de que la derecha encabece la Mesa de la Cámara cuando es minoría y Paulsen llegó a ese puesto por la división de las bancadas parlamentarias opositoras. Pero los votos de opositores validando a legisladores de la derecha persistió este martes.

El voto de censura alcanzó 68 sufragios a favor, 69 en contra y cinco abstenciones, lo que permitió la continuidad de la cabeza de la Cámara de Diputadas y Diputados. Esas abstenciones fueron claves en el respaldo tácito a Paulsen. Fueron de Pamela Jiles y Florcita Alarcón del Partido Humanista, Renato Garín (independiente y ex RD), Félix González, Ecologista y Jenny Álvarez del Partido Socialista. En medios de prensa se hablaba ya del “autogol” opositor, de “nuevo fracaso de la oposición” y de “otra división en la oposición”. Con el rechazo se produjo una celebración de diputadas y diputados de la Unión Demócrata Independiente, de RN y de Evópoli.

Por lo demás, en el arco opositor no votaron René Alinco (independiente), Juan Luis Castro (PS), Cristina Girardi (PPD), Carlos Abel Jarpa (independiente), Manuel Matta (DC), Fernando Meza (independiente), Patricio Rosas (independiente), Jorge Sabag (DC), y Pedro Velásquez (independiente). Varios de esos independientes renunciaron hace un tiempo al Partido Radical.

Con esto, no solo sigue la Mesa Directiva a cargo de la derecha, sino que se evitó la postulación de Víctor Torres (DC) a la presidencia de la Cámara Baja y de Carmen Hertz (PC) a la vicepresidencia, lo que habría prosperado de aceptarse a la censura a Paulsen.

Entre las sospechas por las razones del grupo de la oposición que se abstuvo, está que no quieren ni a Torres ni a Hertz en la Mesa, y también se levantaron rumores de conversaciones con autoridades de gobierno, sobre las cuales se desconoce el contenido. Pero al final del día no aparecían los argumentos convincentes, salvo algunas frases comunes de respetar la institucionalidad y de que Paulsen no había cometido error alguno.

 

 

Deja una respuesta