Hemos decidido tomar en nuestras manos la vida digna y ejercerla. Desde grupos ciudadanos, la diversidad sexual, las juntas de vecinos, el movimiento feminista, los partidos políticos.

Irací Hassler. Concejala Comuna de Santiago. 08/11/2020. Para muchos y muchas, Santiago es solo una zona de paso; la comuna capital, la más destacada en el mapa. Es el territorio donde se realizan tareas como estudiar, trabajar, pasear o comprar. En definitiva, la ciudad que representa solo una parte de nuestra rutina, donde transitamos para luego retirarnos al lugar donde sí está el hogar, donde sí está el barrio, donde sí está nuestra vida.

Sin embargo, Santiago también es la ciudad en que habitamos un número importante de vecinos y vecinas que, desde estos barrios, hemos visto pasar la historia de Chile, y la hemos enlazado con nuestras propias biografías, desde los cités, las plazas, los parques y tantos otros rincones patrimoniales.

Esta comuna es mucho más que un terreno de paso: se trata del epicentro que habitamos y construimos diariamente más de 500 mil vecinas y vecinos.

En el corazón del país, se emplazan nuestros barrios históricos, donde se han desarrollado generaciones de familias que por décadas han llenado de vida e identidad los diversos espacios urbanos que simbolizan la memoria social, política y económica de la nación.

Nos negamos a que nuestra comuna sea vista solo como el balcón más codiciado de una campaña municipal, el botín político de un conjunto de partidos o el trampolín para otras ambiciones. Formamos parte de un entorno donde muchas y muchos queremos ejercer nuestro derecho a vivir bien Santiago, nuestro Santiago.

Es a partir de esta idea que surge la plataforma Alcaldía Constituyente, como esfuerzo social, político y democrático de conquistar la comuna para sus vecinos y vecinas, en un proyecto que no es solo de desarrollo comercial, inmobiliario o de arriendo de oficinas, sino que el de una ciudad verdaderamente habitable.

En este contexto nacen las Primarias Ciudadanas de la Alcaldía Constituyente, como un ejercicio de empoderamiento de sus barrios y organizaciones sociales, por la necesidad de cambiar a esas autoridades que ven a nuestros barrios solo como un trofeo político para presumir en sus currículums.

Por esto, hemos decidido tomar en nuestras manos la vida digna y ejercerla. Desde grupos ciudadanos, desde la diversidad sexual, las juntas de vecinos, el movimiento feminista, los partidos políticos afines que quisieron ser parte de este proceso, con las y los jóvenes que en nuestra primaria tendrán derecho a votar desde los 16 años, con todas y todos los que en nuestra comuna configuramos el contundente 80% a favor del Apruebo ¡Vamos por la Alcaldía Constituyente para Santiago!

Con este objetivo, invitamos este 6 de diciembre a ser parte de este ejercicio democrático y participativo: las Primarias Ciudadanas de la Alcaldía Constituyente.

Podemos conquistar una nueva política que se ponga a tono con el Chile que nace a partir del 18 de octubre de 2019 y que definirá, desde los barrios y sus organizaciones vivas, quién será la persona que encarne este esfuerzo con miras a la alcaldía de Santiago, que esta vez no será cualquier gestión: por primera vez en nuestra historia, una Alcaldía Constituyente de los vecinos y vecinas para que juntas y juntos, vivamos bien Santiago.

Deja una respuesta