Depuso huelga de hambre después que el gobierno accediera a garantizarle derechos. Continuaba la huelga de hambre de otros comuneros mapuches.

Temuco. Santiago. 18/08/2020. Finalmente hubo un acuerdo entre el machi Celestino Córdova y el gobierno, lo que significó que el líder mapuche terminara su huelga de hambre que llevaba ya 107 días.

De acuerdo a informaciones de prensa y de algunas de las personas que actuaron como garantes en las conversaciones, Córdova permanecerá en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial hasta su recuperación física después de la prolongada huelga de hambre y posteriormente sería trasladado a un Centro de Educación y Trabajo donde podría acceder a derechos y beneficios carcelarios, si así lo determina.

Un punto esencial del acuerdo es que el machi podrá ir a su rewe por 30 horas, algo que él demandaba, aunque inicialmente se trataba de estar mucho más tiempo allí.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, dijo a la prensa que “acabo de terminar una conversación con el machi Celestino Córdova, quien me ha manifestado que ha aprobado la propuesta que ha hecho el gobierno para la resolver esta situación y así deponer la huelga de hambre”.

Larraín expuso que “como un gesto hacia la condición espiritual del machi, se le ha autorizado una salida al rewe de hasta 30 horas para renovar sus energías conforme su espiritualidad”.

Las voceras de la autoridad ancestral mapuche, Giovanna Tafilo y Cristina Romo, confirmaron la versión oficial y la aceptación de las condiciones por parte de Celestino Córdova, después de varias contrapropuestas y conversaciones con las autoridades. En los últimos días el machi había planteado la posibilidad de iniciar una huelga seca sino había disposición de parte del gobierno a concretar un acuerdo.

Cristina Romo había declarado que “queremos hacer un llamado al pueblo mapuche, al pueblo no-mapuche, a las distintas organizaciones de derechos humanos a nivel nacional e internacional, a observar esta situación y a estar atentos, porque estamos viviendo horas decisivas; y actuar de acuerdo a cómo el Gobierno se manifieste en estas últimas horas”.

En tanto, se reportaba que continuaba la huelga de hambre de otros comuneros mapuches, casi treinta, considerados presos políticos, y que están exigiendo beneficios carcelarios, que se les envíe a arresto domiciliario para evitar contagio del Covid-19 y que se cumplan disposiciones del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para pueblos indígenas.

 

Deja una respuesta