Aprobada admisibilidad en Cámara Baja, ahora le toca al Senado. “El Gobierno insiste en traspasar  costos de crisis a trabajadores y trabajadoras”, denunció Camila Vallejo.

Valparaíso. 02/07/2020. En medio de la incertidumbre por el resultado final y de una ardua discusión parlamentaria, finalmente la Cámara de Diputadas y de Diputados aprobó este jueves el proyecto postnatal de emergencia, resolviendo su admisibilidad, y ahora le toca el turno al Senado. En ambas Cámaras la inmensa mayoría de fuerzas opositoras y una parte del oficialismo están por la admisibilidad, pero la derecha, en sintonía con el gobierno se opone a este beneficio para madres y padres e inclusive lo consideran inconstitucional.

La aprobación de la admisibilidad fue categórica: 110 votos a favor, 24 en contra y 15 abstenciones. El postnatal de emergencia pasa al Senado, que también debe pronunciarse sobre la admisibilidad de la iniciativa. De ser aprobada, el Parlamento podrá avanzar en la discusión y eventual aprobación del proyecto que urge para cientos de miles de madres y padres, fundamentalmente trabajadoras y trabajadores, en situación precaria y compleja producto de los efectos de la pandemia del nuevo coronavirus.

La jefa de la Bancada Parlamentaria del Partido Comunista, diputada Camila Vallejo, valoró este paso dado por el proyecto que busca extender ciertos beneficios establecidos en la ley, como lo es el postnatal, el permiso por enfermedad grave de niño menor de un año, el fuero maternal y los demás permisos y fueros establecidos en el Código del Trabajo, hasta que se declare levantado el estado de catástrofe.

La parlamentaria cuestionó que desde Chile Vamos haya sectores que se opongan a la iniciativa y que el Gobierno, en vez de apoyar la moción, presente una alternativa que no ayuda a las trabajadoras.

“El Gobierno de Piñera insiste en traspasar  los costos de la crisis a los trabajadores y trabajadoras, pretendiendo que las madres consuman sus fondos de cesantía recibido solo una parte de su sueldo. Esta Cámara debe dar una señal a las trabajadoras de que sus derechos serán respetados frente a la indolencia de un gobierno que ha demostrado un dramático fracaso en su deber de proteger la vida de las personas y sus familias”.

La diputada Karol Cariola, junto con valorar la aprobación del informe de la comisión mixta, agregó que “este Congreso no puede renunciar a su principal mandato, que es ser el legítimo soberano e independiente espacio de debate democrático. No somos un buzón del gobierno”.

“Los mismos que querían que se sustrajera al pueblo de su derecho de debatir la nueva constitución para que fuera este congreso el que cerrara entre cuatro paredes el debate, hoy son los que se niegan en llevar adelante un derecho que nos corresponde, que es constitucional, y que es fundamental garantizar a las mujeres y niños de Chile”, concluyó la diputada Cariola respecto de la admisibilidad del proyecto.

 

Deja una respuesta