La exigencia del mandatario ante masivas protestas en decenas de ciudades de EU por el asesinato del afroamericano George Floyd.

Agencia. 01/06/2020. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tildó de “débiles” a muchos gobernadores de estados de su país, y exigió medidas más duras contra los saqueos y los incendios que se registran entre las protestas, tras una noche más de disturbios en docenas de ciudades de Estados Unidos, por el asesinato del afroamericano George Floyd, quien fue asfixiado por un policía durante su arresto.

Trump habló con gobernadores en una videoconferencia en la que también participaron funcionarios de la policía y seguridad nacional, y dijo a los líderes estatales que “deben hacerse más duros”. El presidente exhortó a los gobernadores a desplegar a la Guardia Nacional, a la que tribuyó haber ayudado a calmar la situación la noche del domingo en Minneapolis. Trump exigió que medidas igualmente severas sean adoptadas en ciudades que también viven un espasmo de violencia, entre ellas Nueva York, Filadelfia y Los Ángeles.

“Ustedes deber arrestar gente, deben rastrear gente, deben meterlos a la cárcel por 10 años y nunca verán cosas como esta de nuevo”, aseveró Trump. “Lo estamos haciendo en Washington, D.C. Vamos a hacer algo que la gente no había visto antes”.

El presidente dijo a los gobernadores que estaban “luciendo como tontos” por no exigir más de la Guardia Nacional como una muestra de fuerza en las calles.

Fue asesinado durante la detención

Este lunes se informó que la autopsia encargada por la familia de George Floyd, el afroamericano muerto durante una detención policial el pasado 25 de mayo en Minneapolis, concluye que el hombre, de 46 años de edad, murió de asfixia en el lugar de la detención. Son muy difundidas las imágenes donde un policía, con su rodilla, aparece oprimiendo el cuello de la víctima, mientras le dice que no puede respirar.

Esta afirmación contradice la versión policial y se basa en una autopsia privada realizada a petición de la familia. La asfixia, de acuerdo con esta fuente, fue provocada por una compresión continuada del cuello y la espalda que provocaron una falta de riego sanguíneo al cerebro, según explicó en rueda de prensa un abogado de la familia, Ben Crump, y recoge la prensa estadounidense.

La doctora Allecia Wilson, esponsable de esta nueva autopsia describe como “homicidio” las formas de la muerte de Floyd. Crump ha subrayado que Floyd estaba “muerto en el lugar” de la detención.

Más toques de queda y protestas

Este inicio de semana continuaron las protestas, marchas, actos y movilizaciones en decenas de ciudades de Estados Unidos en repudio al asesinato de Floyd. En algunas ciudades ello ha derivado en saqueos, ataques a la policía y cuarteles policiales, barricadas y cortes de avenidas, incendios.

Las autoridades de la capital de Estados Unidos anunciaron el lunes que prolongan y aumentan cuatro horas diarias el toque de queda impuesto en la ciudad después de otra noche de disturbios, anunció la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser.

La medida regirá durante “dos días” más y en lugar de comenzar a las 23 horas, como venían sucediendo hasta ahora, lo hará a las 19 horas, precisó Bowser. Las manifestaciones fueron grande y expandidas, algunas con fuertes enfrentamientos, llegando a que Trump se tuviera que esconder en el bunker habilitado en la Casa Blanca.

“Todos los estadunidenses deberían estar indignados por el asesinato de George Floyd. Sin embargo, las ventanas rotas y los saqueos están eclipsando los sistemas disfuncionales que nos llevaron a este punto”, dijo la alcaldesa de Wasgington en una conferencia de prensa.

Al igual que muchas otras grandes ciudades estadounidenses, Washington fue el escenario el domingo de nuevas protestas contra el racismo y la violencia policial.