Laboral: las pésimas cifras que van en aumento

Redes

1 millón 500 mil trabajadores afectados en empleo e ingresos. Cesantía pasaría de 7% a 18%. Miles de despedidos por “necesidad de la empresa”.

Patricia Ryan. Periodista. 16/05/2020. Las cifras conocidas terminando la semana son pésimas en relación al mundo laboral y van en aumento en línea negativa.

Está confirmado el dato oficialmente de que en estos momentos en Chile hay un millón 500 trabajadores cesantes, recién despedidos o con pago parcial de sus sueldos. Hasta el Ministerio del Trabajo y Previsión Social reconoce que el desempleo en el país podría pasar de un histórico 7% a un 18%, aunque centros de estudios y fundaciones dedicadas a temas económicos y laborales hablan de un desempleo real de alrededor del 25% para mediados de año. No siempre considerando el alto porcentaje de empleo informal que existe en Chile y que significa asalariados sin contrato, sin previsión social y en la incertidumbre laboral.

En los últimos meses, algo más de 800 mil asalariados se vieron afectados de una u otra forma en su estabilidad laboral. Los despidos por “necesidad de la empresa” subieron un 72%.

Según el Centro de Estudios Longitudinales de la Universidad Católica, el desempleo alcanzó el 9 por ciento en Chile. Entre menores de 24 años la cesantía se elevó a un 20%. Por cierto, en una encuesta de dicha entidad, el 63% indicó que no puede efectuar teletrabajo en función de su labor.

“Es una situación de la cual debemos ocuparnos”, señaló la ministra del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, a pesar de que se cuestionó en su momento medidas de la Dirección del Trabajo como dar luz verde a despidos y a que empresas suspendieran parcial o totalmente pagos de sueldos.

Algunos abogados laboristas y economistas añaden problemas como el alto endeudamiento de las familias chilenas y señalan que entre desempleo, pago parcial de salarios y deudas, más de 5 millones de chilenas y chilenas enfrentarán una situación muy difícil en las economías personales y familiares.

Eso sin olvidar datos como que casi el 60% de la población laboral gana menos de 500 mil pesos al mes, que al momento de iniciarse la pandemia del coronavirus ya había 500 mil cesantes y que se presentaban situaciones dramáticas en relación a segmentos como las trabajadoras domésticos, las y los temporeros, empleados del comercio, trabajadores migrantes y todo lo relacionado con pequeñas y medianas empresas.

Datos dados por la Dirección del Trabajo y avalados por la Superintendencia de Pensiones, apuntaron a que 459 mil 155 trabajadores quedaron bajo la norma de la Ley de Protección del Empleo, es decir, recibiendo solo parte de su sueldo. Esos son empleados de más de 70 mil empresas que se acogieron a esa ley, pero hay más de 100 mil asalariados que están en más de 10 mil empresas que fueron rechazadas de esa legislación y que corren peligro de despido.

En medio de esto, varios especialistas recuerdan que el endeudamiento de las familias chilenas alcanza el 74% de sus ingresos. Es como trabajar para pagar deudas. Y así sobrevivir.

Dada la situación actual, es factible que el endeudamiento aumente. Ante eso, especialistas apuntan que habrá más deudas informales (prestamistas, intrafamiliar, etc.), deudas de mala calidad (a nivel de comercio, tiendas, etc.) y con la banca, cajas de compensación, todo lo que terminarás afectando a cientos de miles de familias.

En este panorama hubo advertencias como la del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien señaló que “esta es una crisis económica que nos va a golpear con mucha fuerza, va a haber un aumento muy importante del desempleo, van a haber empresas que van a quedar en el camino; ambos elementos significan pérdidas de ingreso para las familias”.

Deja una respuesta