Se pone en riesgo de contagio de la Covid-19 a millones de trabajadores.

Eni Lestari. Presidenta de IMA. 07/05/2020. Sus condiciones de vida y de trabajo precarias, cuando no simplemente infrahumanas hacen que los trabajadores migrantes sean vulnerables a la pandemia Covid-19 y, si no se mejoran, darán lugar a futuras catástrofes sanitarias.

Esta es una declaración de la Alianza Internacional de Migrantes (IMA)  a raíz de un aumento de las infecciones por Covid-19 en Singapur el que afectó principalmente a los trabajadores migrantes que vivían en dormitorios estrechos. Situación que sabemos puede estarse replicando en muchos países del mundo que son destinos de población migrante.

Los informes y estudios ya han revelado las pésimas condiciones de vivienda de los trabajadores migrantes en Singapur. Los dormitorios de los migrantes están muy abarrotados, con un promedio de 10-14 trabajadores durmiendo juntos dentro de una pequeña habitación. Algunas tienen aire acondicionado; otros no lo tienen. Según los informes, las raciones de alimentos recibidas de los empleadores carecían de valor nutritivo y a menudo eran no comestibles. Si bien ya se habían planteado preocupaciones sobre la posible infección de los trabajadores migrantes, fue sólo después del aumento de las infecciones que se empujó al gobierno a tomar medidas. Singapur alberga un millón de trabajadores migrantes.

Como ya señalamos, esta horrible realidad no sólo es cierta en Singapur, sino que es compartida por millones de trabajadores migrantes que viven y trabajan en todo el mundo.

Los bloqueos, cuarentenas y cierres de fronteras impuestas por muchos países de destino migrante han dejado a millones de trabajadores migrantes sin un centavo, hambrientos e indefensos. Muchos han sido despedidos de sus puestos de trabajo mientras que los que aún trabajan se encuentran en una situación de no trabajo y no remuneración. Los campamentos y dormitorios de los trabajadores migrantes colocados bajo encierro prohíben a los trabajadores migrantes acceder a alimentos y necesidades básicas. Muchas trabajadoras domésticas migrantes, por otro lado, experimentan ansiedad debido al exceso de trabajo y a la no otorgación del día de descanso.

La pandemia Covid-19 ha puesto de manifiesto las condiciones de vida y de trabajo inseguras en las que se encuentran millones de trabajadores migrantes. Luchando por poner comida en la mesa de sus familias, a las que muchas veces se vieron obligados a dejar atrás, los trabajadores migrantes se enfrentan a un lamentable estado de vida y sufren violaciones de derechos laborales, explotación y otras formas de trato similar a los de los esclavos.

Pedimos un trato humano a todos los migrantes durante este tiempo de la pandemia. Los gobiernos deben incorporar a los trabajadores migrantes en su respuesta política nacional que aborde las necesidades urgentes, como el suministro de alimentos, equipos de protección y otras necesidades básicas, mejores adaptaciones, pruebas y tratamientos gratuitos y asistencia financiera directa. Lo que el gobierno de Singapur está haciendo a los trabajadores migrantes, proporcionando adaptaciones temporales que son mejores, garantizando pruebas y tratamientos gratuitos y dando ayuda alimentaria, es un paso adelante que otros gobiernos pueden seguir.

En el futuro, las condiciones de vida y de trabajo de todos los migrantes deberían cambiar para mejor. Para que esto suceda, necesitamos desafiar la globalización neoliberal. Ya que mientras estemos bajo este sistema explotador y opresivo, prevalecerá la esclavitud moderna de los migrantes y de los pueblos marginados.

A medida que trabajemos para promover los derechos y el bienestar de los migrantes,  IMA seguirá desafiando y luchando contra la explotación capitalista y las prescripciones neoliberales.

 

Deja una respuesta