Cuestionó maniobra de presidente de la Cámara de Diputadas y Diputados de declarar inadmisible proyecto que nacionaliza las Administradoras de Fondos de Pensiones.

Equipo ES. Valparaíso. 06/05/2020. Este miércoles 6 de mayo, la presidencia de la Cámara de Diputados dio un giro intempestivo en torno al proyecto presentado por la diputada Camila Vallejo -junto a otras bancadas de oposición-, al establecer la inadmisibilidad del proyecto que declara de interés nacional a las Administradoras de Fondos de Pensiones, pese a que la propia secretaría técnica de la corporación había sostenido que la moción era admisible.

Con esta determinación, el diputado Diego Paulsen (RN) -presidente de la Cámara- forzó una votación en sala que finalmente concluyó en la inadmisibilidad de la moción, pues contó con 68 votos a favor, 67 en contra y 11 abstenciones, necesitando mayoría de los presentes para pasar la admisibilidad.

Las críticas al cambio de postura se intensificaron pues el informe de última hora entregado por Paulsen además no contaba con argumentos claros para defender la inconstitucionalidad de la iniciativa y solo atendía a una explicación general y sin sustento en la Constitución, ni en el reglamento de la Cámara de Diputados.

“Estamos frente a una decisión estrictamente política. Se pretende censurar un debate necesario, que a la ciudadanía le interesa abordar, por un acto de autoridad que buscar forzar la idea de que las AFP son intocables por parte de este Congreso Nacional”, sostuvo la diputada Camila Vallejo, durante la defensa del proyecto.

A juicio de la jefa de la Bancada Parlamentaria del Partido Comunista (PC), la moción no modificaba reglas sobre seguridad social, ni incide en ella, como sostiene el Presidente de la Cámara. “Esto es importante, pues la seguridad social es, según la OIT, un sistema de protección que garantiza la seguridad del ingreso en la vejez. Entonces para estar frente a una norma de seguridad social necesariamente debe cambiarse una prestación, lo que este proyecto no hace”, detalló.

“Si hay parlamentarios que difieran de este proyecto, lo correcto, lo democrático, es que se abra el debate legislativo y cada uno exponga sus razones. Pero lo que no podemos aceptar, porque es un atentado a la soberanía, es que se impida arbitrariamente que el Congreso legisle”, concluyó la diputada Vallejo.

 

Deja una respuesta