Presidente de México elaboró documento donde estableció ocho lecciones de la Covid-19. “Es tiempo de plantear nuevas formas de convivencia política, económica y social”.

Equipo ES. Ciudad de México. 06/05/2020. Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, elaboró un documento titulado “Algunas lecciones de la pandemia COVID-19” en que indicó, entre otras cosas, que la Covid-19 no es responsable de los efectos referentes a la economía, sino que “la pandemia solo ha puesto en evidencia el fracaso del modelo neoliberal en el mundo. (…) La infección planetaria ha venido a mostrar que el modelo neoliberal está en su fase terminal”.

De hecho, ejemplificó al señalar que en México el déficit de personal médico y de enfermería, e infraestructura hospitalaria, generó un contexto de dificultades para la atención de la epidemia.

En esa línea, el mandatario mexicano sostuvo que “es tiempo de plantear nuevas formas de convivencia política, económica y social, haciendo a un lado el enfoque mercantilista, individualista y de poca solidaridad, que ha sido predominante en las últimas cuatro décadas”.

Apuntó que además, las enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión y obesidad significaron retos en la crisis sanitaria debido a que durante décadas se descuidó en el país el modelo preventivo en materia de salud, de ahí que el 55 por ciento de las defunciones por coronavirus estuvieron relacionadas a los padecimientos antes mencionados.

Ante ello, y mirando la situación de México, López Obrador expuso al menos ocho lecciones que debe sacar su país de la pandemia del coronavirus y aprender de la crisis global de salud:

  1. Fortalecimiento de los servicios de salud y concebir a esta como un derecho humano.
  2. Atención de la diabetes, hipertensión y obesidad desde un enfoque preventivo.
  3. Regulación del monopolio y el lucro en el abastecimiento mundial de alimentos, medicamentos y equipos hospitalarios.
  4. Convocatoria de la OMS y la ONU para la creación de vacunas contra COVID-19.
  5. Responsabilidad del Estado para atemperar las desigualdades sociales y garantizar derechos básicos y universales.
  6. Fortalecimiento de la familia y valores culturales, morales y espirituales.
  7. Reconversión de organismos financieros y económicos internacionales en verdaderos promotores de la cooperación para el desarrollo y el bienestar de los pueblos y naciones.
  8. Principios humanitarios, de paz, justicia, igualdad, libertad, democracia y libertad como principios que guíen las acciones de los gobiernos de los países.

Deja una respuesta