Le tocó a dos dirigentes del Sindicato Complementos Chile de la empresa ECR Group, no obstante que gozan de fuero sindical.

Yani Aguilar. Periodista. Santiago. 05/05/2020. Pese a que la Ministra del Trabajo, María José Zaldívar, afirmó la semana pasada que “no se puede despedir a nadie que tenga fuero”, porque el Código del Trabajo protege a las personas con fuero, las suspensiones laborales de dirigentes sindicales han ido en aumento.

Ahora es el turno de dos dirigentes del Sindicato Complementos Chile de la empresa ECR Group, no obstante que gozan de fuero sindical. Esto ocurrió el jueves 30 de abril, apenas un día después de que parlamentarios de la Comisión Mixta de Trabajo corrigieran a través de una ley corta la Ley 21.227, llamada de Protección al Empleo, excluyendo de las suspensiones a las trabajadoras con fuero maternal.

Estos dos trabajadores y dirigentes del sindicato complementos, Juan Francisco Bravo y Romina Rojas, fueron notificados de su “Suspensión Laboral” sin previo aviso, y con un año y medio de liberación de sus funciones, en el caso de Romina, bajo esta nueva ley que permite a los empleadores pagar las remuneraciones con el seguro de cesantía.

Para la presidenta del sindicato, Nayade Valenzuela, esta suspensión de dos de los cinco dirigentes del sindicato “es un aprovechamiento de la compañía ECR Group, que busca debilitar al Sindicato Complementos, que tiene más de mil socios a nivel nacional, descabezando a su dirigencia”.

Agregó que “el empleador está abusando de la fiesta que el gobierno les entregó con esta ley, con el propósito de debilitar las organizaciones sindicales y golpear al corazón de los directorios”.

Por esta razón la directiva declaró su total repudio frente a esta acción empresarial “que entendemos como una práctica antisindical, interpretando la normativa a su regalado antojo y burlando la institución del Fuero Sindical del Código del Trabajo respecto a las funciones del dirigente sindical.

El directorio agrega que llevará la situación a Sede Laboral, con acciones legales tendientes a frenar el mal uso de la normativa laboral que pretende enfrentar la Pandemia a costo de trabajadores, y la deliberada intención de debilitar a las Organizaciones Sindicales, sin piedad alguna.

 

 

Deja una respuesta