Agresiones a periodistas acreditados y a dirigentes sindicales. Dos uniformados presos por disparar a manifestantes. Los casos de muertos y mutilados que siguen impunes.

Equipo ES. 01/05/2020. En momentos que se conocía que dos uniformados (que debieron ser dados de baja) fueron detenidos por la PDI (Policía de Investigaciones) por disparar contra manifestantes en la comuna de La Florida, Carabineros agredía a periodistas acreditados, dirigentes sindicales, estudiantes y personas, en el marco de manifestaciones por el Día Internacional de los Trabajadores.

Los dos carabineros que dispararon contra ciudadanos (Juan Solís y Robert Sepúlveda), un acto calificado de criminal y tipificado como homicidio frustrado, habían ocultado las patentes del auto en que se movilizaron, habrían estado ebrios y copiaron un procedimiento que la policía uniformada aplicó durante la dictadura, esto es, disparar desde vehículos en movimiento a personas que protestaban.

Este viernes, decenas de carabineros, más carros lanza agua recién comprados por el gobierno, arremetieron contra gente que conmemoraba el Día Internacional de los Trabajadores. Los cercaron, golpearon, insultaron y detuvieron a medio centenar en varias ciudades del país. Eso incluyó la detención y maltrato de periodistas de distintos medios de prensa que cubrían las manifestaciones debidamente acreditados y realizando su labor profesional. Inclusive, muchos de ellos tenían en salvoconducto correspondiente.

El alto mando de Carabineros, al cierre de esta nota, justificaba esos hechos y, como viene sucediendo, no hubo reconocimiento de falta a los protocolos.

Así, la violencia ejercida desde la policía uniformada persistió esta última semana, y se suma a todos los antecedentes, cifras y episodios registrados en los últimos meses por el menos cinco organismos nacionales e internacionales de derechos humanos sobre actos represivos, abusivos, criminales y fuera de protocolos por parte de Carabineros de Chile.

Hay que recordar que continúan tácitamente impunes los casos de la trabajadora y el estudiante que quedaron ciegos por disparo de bomba lacrimógena y balines, los más de 300 casos de amputaciones oculares, la muerte de un trabajador producto de la golpiza de funcionarios policiales, no hay responsables respecto a más de 2 mil heridos en manifestaciones.

En relación a situaciones anómalas, este viernes se comentó en medios radiales, que pese a que los dos carabineros autores de los disparos a diez personas en La Florida, estaban identificados desde inicios de la semana, recién ahora fueron detenidos, lo que podría implicar una alteración en las investigaciones.

Hay que recordar la serie de irregularidades, fabricación de pruebas, mentiras, protagonizada por Carabineros (incluidos oficiales), en el caso del asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca, donde quedó probado que grupos de uniformados se pueden coludir para impedir la acción de la justicia, como ocurrió asimismo con la fraudulenta Operación Huracán y el Pacogate, donde decenas de oficiales, suboficiales y funcionarios estuvieron involucrados en el robo y fraude al Fisco por más de 27 mil millones de pesos.

Deja una respuesta