Carabineros. Una institución que violó los DDHH, le robó al Estado de Chile y con ello a todos los ciudadanos, y continúa violando los derechos humanos.

Fernando Bahamonde

Profesor

Punta Arenas. 30/04/2020. “Estado es aquella comunidad humana que, dentro de un determinado territorio (el “territorio” es elemento distintivo), reclama (con éxito) para sí el monopolio de la violencia física legítima. Lo específico de nuestro tiempo es que a todas las demás asociaciones e individuos sólo se les concede el derecho a la violencia física en la medida en que el Estado lo permite. El Estado es la única fuente del “derecho” a la violencia”.

Max Weber

Tradicionalmente el Estado se ha definido con los siguientes componentes básicos: el territorio, las leyes que emanan del derecho, la burocracia estatal, la fuerza representada por el ejército y las fuerzas policiales y finalmente individuos. Por cierto, lo que obvia Weber es el origen y quiénes construyeron el Estado, el que regularmente se basa en la hegemonía de una clase que se convierte en dominante sobre otra que, en determinado momento histórico, se convierte en dominada.

Atendiendo a estos elementos tradicionales la cuestión operaria más o menos así; el territorio (patria) es el espacio material donde coexiste un pueblo, en singular negando el plural, las leyes serían aplicadas por una burocracia profesional esperando que los individuos sean obedientes, de lo contrario se aplica la fuerza, cuando los “individuos” superan el marco legal.

Volvamos a nuestra realidad, aprovechando el aniversario de Carabineros de Chile el 27 de abril, para observar cómo ha funcionado en el pasado y funciona hoy la institución “fuerza” del Estado en nuestro país. Ha quedado en el mito y la leyenda que antiguamente Carabineros de Chile era la institución más apreciada por los ciudadanos junto con la Iglesia Católica y Bomberos. Definitivamente cosa del pasado cuanto mencionamos a Carabineros y la Iglesia.

Carabineros de Chile se fundó en 1927, por tanto, dentro de las ramas de las FF.AA. y de Orden, es la última en ser creada, lo que en la lógica castrense posee menos antigüedad y con ello menos peso. El Ejército con su supuesto carácter prusiano, la Armada y su supuesto aristocrático origen inglés y la FACH, vaya a saber uno cuál es, fue, o cree ser su inspiración.

Dentro de esta visión clasista los Carabineros están al último, de insistir dentro de las propias ramas son vistos con desdén. Sin embargo, son el cuerpo más visible para la población. Si le preguntamos a cualquier persona que no está vinculada a las FF. AA qué hacen o en qué ayudan a la sociedad los militares, marinos y aviadores, la respuesta posiblemente serían muy variadas. Pero todos sabemos que hacen los carabineros.

Comencemos la historia, reciente por lo demás, con los Carabineros de Chile de César Mendoza Durán (1918-1996). Llamado desde La Moneda por Salvador Allende como General rastrero el 11 de septiembre de 1973. A partir se ubicó en la primera línea de la represión dictatorial en las calles y en aparatos represivos clandestinos, que finalmente le costó el puesto al General Director en 1985 producto del brutal asesinato de los militantes comunistas Parada, Guerrero y Nattino.

Recientemente estalla el escándalo no procesado del todo por la población del fraude, robo y malversación de fondos públicos dentro de la institución, luego la feroz represión al pueblo de Chile desde el mismo 18 de octubre. Claro, son la fuerza del Estado, pero primordialmente del gobierno de derecha de turno, que finalmente pulverizó la institución.

Se constata que la derecha ha machacado de manera permanente que su noción de orden social y el ataque la delincuencia sólo puede concretarse con represión lo que equivale a aumentar contantemente las dotaciones y equipamiento. Carabineros de Chile posee poco más de 51 mil efectivos lo que equivale a un carabinero por cada 339 habitantes. Una tasa de proporciones, aún así no han ganado su particular guerra contra la delincuencia. Lo que desea esconder el poder es que el generador de delincuencia es el modelo económico-social que reproduce desigualdad.

En su gran mayoría los carabineros provienen de sectores populares, la institución representa un ingreso y a futuro una pensión a la cual pueden acceder a una edad donde pueden continuar trabajando. La formación inicial de los policías chilenos es precaria la urgencia ha obligado que las escuelas matrices funcionen como fábricas para que el producto prontamente se encuentre en las calles. Obviamente descubrimos que las pinceladas de materias como ética y DD. HH se aprueban a través de instrumentos discutibles.

Desde el 18 de octubre de 2019 se constata que aún prevalece la lógica del enemigo interno en las FF. AA y de Orden de nuestro país. Lo patético del caso es que las mujeres y hombres de uniforme verde proceden del pueblo al cual terminan reprimiendo.

Mientras el gobierno de Sebastián Piñera conmemora un aniversario más de sus cómplices activos, Carabineros de Chile, un grupo de ellos en la comuna de La Florida, en Santiago, después de una líquida celebración en un vehículo particular, son revisados por otros Carabineros son liberados para continuar su viaje en el cual frente a una manifestación abren las ventanillas y disparan descargando sus armas a 10 pobladores.

Es claro que existen responsabilidades individuales, pero subyacen temas pendientes de la eterna transición. Sobre una institución que violó los DD. HH, le robó al Estado de Chile y con ello a todos los ciudadanos, y continúa violando los DD. HH. Ya no podemos seguir hablando de responsabilidades individuales, de lo contrario se nos naturalizara la violencia que ejerce la actual forma de Estado que impera en Chile.

Entonces, las crisis deben ser sinónimo de posibilidad de transformar la realidad concreta y que comienza por las FF. AA y de orden de nuestro país.

 

Deja una respuesta