Carlos Insunza, dirigente de la ANEF, criticó plan de obligar a retorno a trabajo presenciales a empleados fiscales.

Radio  Nuevo Mundo. 04/2020. Carlos Insunza, dirigente de la Agrupación Nacional Empleados Fiscales (ANEF), denunció que el gobierno y Sebastián Piñera, están cursando una nueva ofensiva contra la función pública, para restablecer el flujo económico garantizando grandes utilidades al gran empresariado.

En su diagnóstico, la instrucción presidencial para que los funcionarios públicos regresen a sus puestos de trabajo responde a ese criterio gerencial y no al resguardo del derecho a la vida y la salud que es lo esencial en este tiempo.

Dijo: “Nosotros tenemos la convicción de que lo que el gobierno ha hecho no tiene nada que ver con la función pública. Todos los ejemplos que han dado las autoridades de gobierno, hoy están cubiertos por sistemas de turnos presenciales, por mecanismos de trabajo remoto que están dando cuenta de necesidades, y efectivamente en servicios en que ha habido dificultades, son los propios funcionarios y funcionarias y sus asociaciones, las que han planteado mecanismos para resolverlo. La ofensiva del gobierno respecto de los trabajadores del Estado es un componente más de una ofensiva de descalificación de la función pública, que ha sido un rasgo permanente del gobierno, pero en este cuadro concreto, es además una medida que busca abrirle camino a la pretensión del gran empresariado de tomar medidas que al margen de las condiciones y criterios que se han expresado para la protección de la salud y la vida de la población, reinstalen un flujo económico que garantice sus utilidades”.

El dirigente de la ANEF añadió que los profesionales del sector público no cuentan con los elementos de protección personal básicos a la hora de atender público, debido a los propios recortes presupuestarios que ha hecho el gobierno, pero que sin embargo todos los servicios han seguido funcionado en distintas modalidades

“Existe una serie de problemas muy evidentes respecto de la instrucción que se ha emitido el viernes pasado, respecto de las condiciones que ofrecen las oficinas del sector público, particularmente las oficinas de atención de público, y de la ausencia de elementos de protección personal que hoy día es una cuestión que hace crisis cotidianamente en los funcionarios y funcionarias que están cumpliendo sus labores presencialmente y no han dejado de hacerlo. Pero, ese no es el fondo del debate porque finalmente, aunque hubiera elementos de protección personal, aunque hubiera un avance respecto de esas condiciones, lo que es muy difícil a propósito de los recortes presupuestarios, porque los servicios que han intentado avanzar en esta línea han chocado con que cada vez tienen menos recursos para operar. El tema de fondo es que exponer a más de cien mil trabajadores, que además implica poner en movimiento a sus hijos, a sus familias en la calle, es una medida completamente contradictoria”, sostuvo el dirigente de la ANEF.

Carlos Insunza criticó que Sebastián Piñera pretenda normalizar la vida de las personas en un contexto donde aún no se alcanza el peak de contagios de Coronavirus según la propia información oficial.

Indicó que “esto ha venido particularmente desde los gremios empresariales, del gran comercio, y por tanto nosotros entendemos que lo que el gobierno ha hecho es utilizar de punta de lanza a la función pública, para avanzar en lo que el presidente ayer declaró en cadena nacional, que es la voluntad de normalizar pese a que todos los datos instalados respecto del proceso de contagio, indican que es una medida que va a tener alto costo en vidas. Han decidido privilegiar la economía, las utilidades empresariales particularmente, con respecto de la salud y la vida de la población”.

El dirigente de la ANEF concluyó que una vez más el Ejecutivo está privilegiando las utilidades empresariales a costa de la función pública, y en este caso, la vida de sus funcionarios.

 

 

Deja una respuesta