El llamado del Papa Francisco

Redes

Pontífice frente a la pandemia mundial. Condonar las deudas de naciones pobres. Decretar un alto al fuego global. Dejar de invertir en armas.

Prensa Latina. Agencias. 13/04/2020. El Papa Francisco instó en su mensaje de Pascua a instaurar un alto el fuego global e inmediato para hacer frente a la pandemia del nuevo coronavirus, abogó por el relajamiento de las sanciones internacionales, así como una solución práctica e inmediata para que la ayuda internacional llegue a los venezolanos y pidió la reducción o condonación de la deuda a las naciones más pobres.

El Papa argentino impartió su tradicional bendición urbi et orbi en una basílica de San Pedro prácticamente vacía. “En un mundo abrumado por la pandemia, que somete a nuestra gran familia humana a una dura prueba”, Jorge Mario Bergoglio pidió el “contagio de la esperanza”, en su mensaje.

Propuso que se relajen las sanciones internacionales de los países afectados “y se afronten -por parte de todos- las grandes necesidades del momento, reduciendo, o incluso condonando, la deuda que pesa en los presupuestos de aquellos más pobres”. “Este no es el tiempo de la indiferencia, porque todo el mundo está sufriendo y debe encontrarse unido para afrontar la pandemia”, dijo Francisco. “Este no es el tiempo del egoísmo porque el desafío que enfrentamos nos une a todos y no hace excepción de nadie”, subrayó.

“Este no es tiempo de olvido. Que esta crisis no nos haga dejar de lado tantas otras situaciones de emergencia que llevan consigo el sufrimiento de muchas personas”, pidió el líder religioso.

“Que el Señor de la vida permita alcanzar soluciones prácticas e inmediatas en Venezuela, orientadas a facilitar la ayuda internacional a la población que sufre a causa de la grave coyuntura política, socioeconómica y sanitaria”, señaló. Venezuela fue el único país latinoamericano mencionado por el Papa.

Francisco también llamó a “un alto el fuego global e inmediato en todos los rincones del mundo”.

“No es este el momento para seguir fabricando y vendiendo armas, gastando elevadas sumas de dinero que podrían usarse para cuidar personas y salvar vidas”, afirmó en este mensaje dirigido a los mil 300 millones de católicos y difundido en directo.

Bergoglio habló de Yemen, Siria Irak, Líbano, del conflicto del este de Ucrania y de los ataques terroristas perpetrados contra tantas personas inocentes en África, así como de la situación humanitaria en el norte de Mozambique.

También tuvo palabras para los refugiados y desplazados en todo el mundo que viven en condiciones insoportables y deseó que los israelíes y palestinos reanuden el diálogo y encuentren una solución que les permita vivir en paz.

El Papa pidió a los líderes políticos proporcionar esperanza y oportunidades a los millones de desempleados por esta pandemia y exhortó a la Unión Europea (UE) a dar un paso adelante en el desafío de la época planteado por el Covid-19, que ha azotado Italia, España y otras naciones europeas.

“Que estos hermanos y hermanas más débiles, que habitan en las ciudades y periferias de cada rincón del mundo, no se sientan solos”, pidió el pontífice.

Mencionó en especial a los ancianos y a las personas que están solas, así como a los médicos, las enfermeras, los militares y todos los que trabajan en centros de salud o están en cuarteles y prisiones. “Este no es el tiempo de la indiferencia, porque el mundo entero está sufriendo y tiene que estar unido para hacer frente a la pandemia”, sostuvo.

Carta a organizaciones civiles

En una carta dirigida a los movimientos populares y organizaciones sociales de todo el mundo, a los que describió como excluidos de los beneficios de la globalización, el Papa destacó la lucha de estas organizaciones contra el Covid-19, informaron Brasil de Fato y Telesur.

“Si la lucha contra el nuevo coronavirus es una guerra, ustedes son un verdadero ejército invisible que pelea en las más peligrosas trincheras. Un ejército sin más arma que la solidaridad, la esperanza y el sentido de la comunidad que reverdece en estos días en los que nadie se salva solo. Ustedes son para mí, como les dije en nuestros encuentros, verdaderos poetas sociales, que desde las periferias olvidadas crean soluciones dignas para los problemas más acuciantes de los excluidos”, concluyó.

 

 

Deja una respuesta

abril 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930