Disciplina social y consciencia

Redes

Es quizá la primera respuesta a todo lo demás frente a la pandemia del coronavirus.

Rosario Martínez. Ciudad de México. 11/04/2020. Este es el momento, como nunca, de la disciplina social. De la consciencia personal. Del autocuidado de cada individuo, pensando en las y los otros. Es quizá la primera respuesta a todo lo demás frente a la pandemia del coronavirus.

Sin disciplina social, sin consciencia personal, cualquier medida de prevención será inútil. Paradójicamente, la respuesta de cada una y de cada uno constituye un sentido de colectivo, de comunidad.

El individualismo, el egoísmo, el narcisismo, el egocentrismo, apuntan a expandir el virus. Son los caminos para no respetar y no seguir las medidas de prevención y de cuidado. Y como nunca, esas actitudes dañan a la comunidad, al otro, al colectivo.

Se trata hoy de protegernos y proteger ante una pandemia de alcances gigantescos. Que no parará el contagio aunque se salga de la curva peligrosa y de las cuarentenas.

El autocuidado es vital. No hay que esperar la vigilancia de la autoridad y el mensaje de obligatoriedad. Cada persona debe cuidarse, siguiendo las normas de higiene, cuidado, asilamiento, cuarentena, resguardos en desplazamientos si debe hacerlos.

La responsabilidad social con sentido comunitario es clave. El respeto por uno y por el otro. Como no ocurría -algunos dicen desde la Segunda Guerra Mundial- el sentido de solidaridad, de acompañamiento, de cuidado colectivo, de austeridad, de fortaleza, de responsabilidad, de consciencia. Lo que debería contribuir a la poscrisis. Porque dicen que todo habrá cambiado.

Foto: El Siglo

 

Deja una respuesta

abril 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930