La iniciativa busca ayudar a las personas que mantienen prestamos de consumo e hipotecarios. También socorre a las pequeñas y medianas empresas.

Manuel Torres. Periodista. Valparaíso. 31/03/2020. Como una forma de ayudar a las familias que se verán agobiadas por el pago de créditos bancarios durante la pandemia del Covid-19, el diputado comunista y presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputadas y Diputados, Daniel Núñez, ingresó un proyecto de ley que suspende por 6 meses el cobro de préstamos financieros.

La iniciativa congela créditos hipotecarios cuando se trata de una vivienda única y cuyo valor inicial del préstamo no haya superado las 6.900 UF. También favorece a quienes tienen créditos de consumo y suspende los pagos a las pymes cuyos ingresos anuales por ventas no excedan las 75 mil UF. El proyecto establece la medida a partir del 1 de abril de este año y sin el cobro extra de intereses.

El diputado advierte que se trata de un congelamiento y no de una reprogramación como la que actualmente ofrecen algunas instituciones financieras.

“No es una reprogramación, como ofrecen algunos bancos, es una suspensión del cobro por 6 meses que implica que al mes 7, pasada la crisis te cobran, pero exactamente el mismo valor de la cuota inicial. Y esto opera tanto para quienes están al día como para quienes tienen deuda con el banco, puesto que esto es sencillamente un congelamiento de 6 meses de los pagos, la suspensión automática”, subrayó.

A juicio del titular de la Comisión de Hacienda, es momento que la banca haga un aporte solidario, porque hasta el momento solo están “cuidando sus ganancias”. Durante el año 2019 obtuvieron utilidades por 3 mil 500 millones de dólares.

“Creemos que ese tipo de medidas permiten enfrentar de buena manera esta crisis, para que no se agrave la crisis social que estamos viviendo y, por otro lado, obliga que la banca, sector que tienen utilidades más multimillonarias, haga un aporte solidario porque hasta ahora las medidas que han tomado son muy poco efectiva y siguen privilegiando los pagos y cuidando su negocio, en este caso sus ganancias”, expresó.

El diputado comunista afirma que esta iniciativa permite enfrentar a tiempo y de mejor manera la crisis sanitaria que cada día se agravará aún más.

“En Chile es evidente que aún no llegamos al momento más dramático en la cantidad de contagiados y en la posibilidad de tener personas fallecidas. Esta crisis ya se empalmó también con una situación económica muy grave y con una crisis social que está golpeando a todos los hogares del país. Frente a esa situación, mucha gente me reclamó sobre el agobio que sienten por las deudas que tienen y por pagos en los cual hoy día no tienen condiciones de realizar. Y justamente cuando miramos lo que pasa en el sector financiero, particularmente la banca, la industria financiera, vemos que este es uno de los sectores económicos menos afectado por la crisis del Coronavirus y que mantiene utilidades espectaculares el año pasado y también se proyectan para este año”, sentenció.