Matías Orellana en Valparaíso, Diego Lastra en la Plaza de la Dignidad y Nicole Kramm, reportera gráfica, en plena Alameda. Todos por golpes de bombas lacrimógenas.

Santiago. 02/01/2020. El criminal actuar de las Fuerzas Especiales de Carabineros sigue dejando a jóvenes con pérdidas oculares. Los certeros informes de organismos nacionales e internacionales de derechos humanos no fueron suficientes para las autoridades que persisten en contener las manifestaciones con la fuerza desmedida e innecesaria que utiliza la policía uniformada. Ya la primera noche de 2020 registró a tres nuevos heridos producto del impacto de una bomba lacrimógena en sus rostros, dos en Santiago y uno en Valparaíso.

Nicole Kramm es reportera gráfica y se dirigía por la Alameda junto a un grupo de amigos hacia la concentración de Plaza de la Dignidad cuando recibió el impacto de una bomba lacrimógena en su ojo izquierdo, fue atendida por los voluntarios de la salud y luego trasladada a la urgencia del Hospital Salvador, hasta el minuto la comunicadora no perdería la visión aunque aun no la recupera.

Diego Lastra es estudiante de Medicina de la Universidad Diego Portales y también participaba de la celebración de año nuevo en la Plaza de la Dignidad. El joven perdió la visión de su ojo izquierdo por el disparo de una bomba lacrimógena que impactó en su rostro. Está en el Hospital Salvador donde será sometido a una cirugía reconstructiva.

En tanto, Matías Orellana, profesor universitario, perdió su ojo derecho, tras ser golpeado por una lacrimógena en la manifestación que se desarrolló en la Plaza Aníbal Pinto en Valparaíso. El profesional fue trasladado Hospital Carlos Van Buren donde fue intervenido.  Desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) anunciaron acciones legales. El director regional del INDH en Valparaíso, Fernando Martínez, sostuvo que “hemos estado el día de hoy conversando con los directivos del hospital, con los médicos que lo han atendido acá en el Hospital Van Büren y por supuesto nos confirman la gravedad de la lesión”.

Y agregó que “las lesiones que él tiene jurídicamente corresponden a lesiones de carácter grave gravísimas. Vamos a interponer las acciones judiciales y administrativas que correspondan”.

 

Deja una respuesta