Son aproximadamente 1500 profesores/as que se están viendo impedidos de acceder al pago del Bono de Retiro este 2019.

Paulina Cartagena Vidal

Dirigenta Metropolitana Colegio de Profesores y Profesoras de Chile

19/12/2019. Evidentemente, la prioridad en el debate político/social son aquellos temas que requieren un tratamiento legislativo de carácter urgente para amortiguar el estallido social. Así se están discutiendo proyectos de ley como la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales, la rebaja de la dieta parlamentaria, el alza en el pilar solidario y el reajuste del salario mínimo, pero ninguno que refiera particularmente a solucionar los problemas que arrastra la educación chilena desde que fue entendida como una mercancía. Si bien antes que estallara la crisis se promulgó la ley que otorgó titularidad para las horas de extensión a un número importante de profesores/as (ley n°21.176), el resto de demandas contenidas en el Pliego de 11 puntos defendidos a mediados de año, no están siendo discutidas en instancias legislativas o trabajadas en mesas técnicas, tal como se comprometió el gobierno en julio del presente año. De hecho, lo único en materia educacional que está siendo discutido en el Congreso es la extensión del sistema de subvención a la todo el sistema escolar (boletín N° 12979-04), siendo que el compromiso de la autoridad había sido enviar proyectos de ley, antes que finalice el 2019, que resolvieran temas como el fin de la doble evaluación docente (punto 5), retracto de la renuncia de ingreso a Carrera Docente (punto 9) y Desarrollo Profesional Directivo (punto 7).

Del mismo modo, la conformación de mesas técnicas de trabajo no están funcionando en la práctica. El Mineduc propuso al Colegio que antes de finalizar el 2019 estarían trabajando mesas técnicaspara elaborar propuestas de mejora sobre: Deuda Histórica (punto 1), Igualdad de trato para los profesionales de la Educación -lo que supone el reconocimiento y pago de la mención para educadoras diferenciales y de párvulo- (punto 4), Escuela Democrática (punto 6) y la revisión del Marco para la Buena Enseñanza para detectar problemas asociados con la implementación del Sistema de Desarrollo Profesional Docente (punto 9). Todas estas mesas no están trabajando sobre estos y otros puntos críticos que significaron la movilización por más de 50 días, lo cual evidencia que la actitud de la Ministra Cubillos nunca fue solucionar las demandas del gremio, sino bajar el paro, acordar un plan de recuperación de clases (cumplido casi en su totalidad por los/as profesores/as) y replegar la movilización que, en vista a los resultados alcanzados, no tuvo nada de estratégica.

El retraso del pago del Bono de Incentivo al Retiro y la modificación curricular que significó la reducción de las horas de Historia, Artes y Educación Física (ambos temas abordados en el punto 11, “asuntos urgentes”) continúan sin respuestas. Son aproximadamente 1500 profesores/as que se están viendo impedidos de acceder al pago del Bono de Retiro este 2019, siendo que la ejecución presupuestaria había determinado plazos y montos específicos para los/as beneficiario/as. Y en el tema curricular, actualmente está operandola reducción horaria para las materias antes mencionadas, lo cual ha significado que un número significativo de colegas sean afectados por la disminución de sus horas de trabajo.

Por último, queda mencionar el punto 10 referido a Nueva Educación Pública. Las medidas inmediatas comprometidas por la autoridad fueron asegurar la adecuada implementación de la NEP,de los nuevos Servicio Públicos de Educación (SLE), así como supervisar el pago de las cotizaciones previsionales impagas que aseguren el traspaso al nuevo sistema sin deudas. Pero se observa que estos compromisos no se están ejecutando, siendo el caso del SLE de Barrancas el más perjudicado por la negligente actitud ministerial,generando que el 15% de la dotación de funcionarios y funcionarias estén siendo desvinculados de sus puestos de trabajo.

Todo indica que el Pliego presentado por Colegio de Profesores al Ministerio de Educación quedó en una especie de pausa preocupante debido a las necesidades que demanda la contingencia a nivel país. Sabemos que la principal demanda del pueblo de Chile es acabar con los resabios dictatoriales de la Constitución de 1980, avanzando así hacia una sociedad plena de derechos. Pero también estamos convencidos que para edificar un país con mayor igualdad, mejor democracia y respetuoso de los Derechos Humanos, un pilar fundamental lo representa la defensa de la educación pública del país.

 

Deja una respuesta