Son solo “excusas” dijeron las diputadas y recalcaron que es un nuevo golpe para las demandas ciudadanas.  

Equipo ES. 16/12/2019. Durante esta jornada nuevamente apareció el fantasma del panel de expertos. Esta vez no fue para subir la tarifa del transporte sino para dar otro golpe a la ciudadanía. Se trata de suspender la tramitación del proyecto que busca reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales. La mesa técnica convocada por el Gobierno entregó un informe de 42 páginas donde sugirió suspender la iniciativa  “atendiendo el delicado contexto económico del país y sus proyecciones en materia de crecimiento y desempleo para los próximos trimestres”, indicó.

Y agregó que “la experiencia internacional sugiere que reducciones de jornadas que se producen en situaciones de desempleo alto tienden a producir bajas en el empleo de las personas con las consecuentes pérdidas de ingreso”.

Dicho panel está compuesto por Andrea Repetto, Rodrigo Valdés, Rodrigo Vergara, Vittorio Corbo, José de Gregorio, Carmen Domínguez, Marcelo Albornoz, Osvaldo Andrade, Carlos Boada y el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab.

Frente a ello, las diputadas del Partido Comunista (PC) y autoras de la iniciativa, Karol Cariola y Camila Vallejo, aseguraron que se trataría solo de excusas.

“Están buscando excusas para no dar respuesta a la ciudadanía en relación a sus demandas. Es bien lamentable que un grupo de expertos vuelva a plantear la necesidad de postergar una discusión que es precisamente una de las demandas que ha planteado la ciudadanía. Cuando nosotros partimos con este debate era exactamente el mismo argumento”, dijo Cariola.

Y agregó que “no quisieron hacerlo con el salario mínimo, tampoco con el aumento de las pensiones parejo para todos y todas y ahora además están tratando de buscar excusas a través de los técnicos en relación de las 40 horas. La verdad es que son nuevamente excusas para no dar respuesta a una demanda tan sentida y tan necesaria que es la reducción de la jornada laboral”.

En tanto, Vallejo afirmó que “este argumento no nos sorprende y la verdad es que si fuera por el contexto económico no podríamos avanzar en ningún proyecto. Siempre se utiliza la excusa del contexto económico para no avanzar en derechos sociales fundamentales y nuevamente se nos quiere imponer eso, pero es un argumento ya fracasado. Ya la gente entiende que para mejorar el progreso económico se requiere dignidad laboral, se requieren buenas condiciones laborales”.

“Le decimos al Senado  que es imperativo que se discuta el proyecto, respondiendo al mandato para nosotros los congresistas que lo está estableciendo el pueblo en su conjunto, que es la exigencia de dignidad y el contexto económico no puede ser nuevamente una excusa para no avanzar”, añadió la parlamentaria.

En esa línea, la senadora y jefa de la bancada de la Democracia Cristiana (DC), Yasna Provoste, apuntó que “espero que las 40 horas sea prontamente sea Ley de la República” y recalcó que “quienes tienen una opinión y la han expresado, como es el panel de expertos, lo debiesen plantear al Parlamento, al Senado, donde las sesiones son públicas, televisadas y la gente puede escuchar los argumentos y los fundamentos”.

“El Senado ya recibió el proyecto que busca legislar respecto de las 40 horas para las trabajadoras y trabajadores en nuestro país.  Y es en el Senado donde esperamos perfeccionar esta norma legislativa.  Es más, la presidenta de la comisión de Trabajo ya ha dispuesto un proceso de audiencia para escuchar a distintos expertos”, subrayó la senadora.

El diputado DC, Matías Walker, asimismo, manifestó que “producto de todo lo que ha pasado estas semanas con todas las luces y sombras que ha tenido este proceso, muchos ciudadanos han ido adecuando sus horarios y han tenido la oportunidad de compartir más con sus familias. Muchas veces por razones de seguridad son las empresas y reparticiones públicas las que han dado estas facilidades y eso nos advierte que es perfectamente posible tener una jornada laboral que sea compatible con la vida familiar. Eso es parte del nuevo Chile”.

Otra de las recomendaciones que hizo la mesa técnica es la aplicación de la norma de forma gradual, para que el mundo laboral se pueda adecuar a la medida.

En ese marco, la presidenta de la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja, Gael Yeomans, expuso que afirmó que “no es una novedad la conclusión de la mesa. Sabemos que el contexto económico es delicado, y de hecho hay que ser sinceros porque esto era así antes de la crisis social. Por lo mismo se analizaron estos factores en el debate legislativo, la gradualidad viene a expresar aquello y ya está presente en el trámite”.

 

 

 

 

Deja una respuesta