Álvaro Ramis señaló que el anuncio del Director General de Carabineros está rodeado de desconfianzas.

Santiago. 21/11/20109. Desde el inicio de las movilizaciones sociales y la decisión del gobierno de declarar estado de excepción diversas organizaciones civiles manifestaron la necesidad de que las fuerzas de orden respetaran los Derechos Humanos ante el desmedido uso de la fuerza que dejó decenas de heridos desde los primeros días de las manifestaciones sociales. La escalada de la crisis trajo consigo muertes y el grave daño ocular de decenas de chilenos afectados por el uso de balines y escopetas antimotines, como en el caso del estudiante de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC) Gustavo Gatica.

Una urgente campaña para exigir el término inmediato del uso de balines como forma de represión se concretó tardíamente con el anuncio del Director General de Carabineros Mario Rozas quien señaló que dejaría de utilizarse este tipo de munición. “Junto con rectores de distintas universidades interpusimos un recurso de protección para exigir el término del uso de balines, que estaba afectando particularmente a nuestros estudiantes”, aseguró el rector de la UAHC, Álvaro Ramis.

A la par, la Universidad de Chile alertó sobre la composición metálica de los balines (en un 80%), el Colegio Médico, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Instituto Nacional de Derechos Humanos, en tanto, denunciaron las lesiones oculares como una “catástrofe sanitaria”, dejando a Chile con el triste récord mundial en este tipo de agresiones por parte del Estado.

Luego de 32 días de movilizaciones, con un saldo de cerca de mil personas heridas y brutalmente reprimidas, 211 con trauma ocular severo y 33 de ellas con pérdida total de la visión del ojo afectado, la autoridad de Carabineros anunció esta suspensión del uso de balines y perdigones “como conducta de prudencia”.

En ese marco, Álvaro Ramis indicó que “aunque esperamos que la medida evite que más de nuestros y nuestras jóvenes, principal grupo afectado, queden ciegos, pensamos que esta medida llegó demasiado tarde y sin certezas de su aplicación ya que varios hechos corroboran nuestra desconfianza”.

Cabe recordar que el Director General de Carabineros, Mario Rozas, señaló que los uniformados que dispararon a Gustavo Gatica estaban identificados y que habían puesto en conocimiento todos los antecedentes al Ministerio Público.

El abogado Carlos Gajardo, quien lleva adelante la querella por lesiones graves gravísimas de Gustavo Gatica,  afirmó que la información sobre los responsables del ataque a Gustavo que anunció el General Rozas no está en el expediente.

“Insistimos en que esta forma de represión que viola los derechos humanos es una política de Estado, y no el accionar imprudente de algunos Carabineros que se saltaron la norma; y sus consecuencias son de tal gravedad que no podemos menos que exigir la renuncia del General Director de Carabineros, Mario Rozas, y una investigación seria e independiente de la institución que determine las responsabilidades y aplique las sanciones correspondientes”, aseveró Gajardo.

 

 

 

Deja una respuesta