Bárbara Figueroa indicó que el principal objetivo del Ejecutivo es fracturar la democracia por la vía de acciones represivas hacia el Parlamento y los movimientos sociales.

Radio Nuevo Mundo. 15/09/2019. La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, denunció que el gobierno pretende reponer por la vía democrática la política de exterminio de derechos sociales, ejecutada tras el golpe de Estado de 1973.

Esta arremetida derechista, según la dirigenta, se enmarca en una oleada neoliberal muy agresiva a nivel latinoamericano.

Figueroa hizo un paralelo entre el Plan Laboral implementado en dictadura por José Piñera, y los proyectos de ley que actualmente impulsa el gobierno de su hermano para debilitar la dirección del trabajo y precarizar aún más el empleo.

Asimismo, la titular de la CUT dijo que ambos periodos históricos comparten la misma agenda laboral, basada en es restar derechos a los sindicatos.

Y advirtió que el riesgo a repetir los golpes de Estado en Latinoamérica está más presente que nunca, y en consecuencia las organizaciones sociales y sindicales deben jugar un rol activo en la defensa de la democracia.

Bárbara Figueroa, asimismo, expresó que la conmemoración de los 46 años del golpe de Estado debe entenderse como una alarma, respecto a los riesgos que enfrentan los trabajadores en materia legislativa, a propósito de lo que fue el Plan Laboral y la disolución de la CUT en dictadura.

También,  indicó que el principal objetivo del gobierno es fracturar la democracia por la vía de acciones represivas hacia el Parlamento y los movimientos sociales.

La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores concluyó que el “Plan Laboral” fue la síntesis de un proceso que inició a partir del 11 de septiembre en contra de los trabajadores, y el cual fue retomado por el actual gobierno.