Parlamentarios germanos presionarán al Gobierno de ese país para que entreguen el plan comprometido para investigar lo ocurrido en Villa Baviera.

Agencias. Berlín. A estas alturas para nadie es secreto que el asentamiento alemán Colonia Dignidad, fue el escenario de una infinidad de atrocidades y abusos, protagonizadas en primer término por el nazi Paul Schäfer, quien murió en la cárcel cumpliendo condenas por abusos y violaciones a menores y por posesión de armamento de guerra y explosivos.

El enclave nazi, también, sirvió como centro de tortura de la dictadura cívico militar, donde además de torturar y asesinar, según las investigaciones, se quemaron decenas de cuerpos, pertenecientes a detenidos desaparecidos, con fósforo blanco y napalm, incluso algunos restos fueron lanzados en fosas comunes dentro del recinto.

Dichas incineraciones se hicieron en el marco de la “Operación Televisores”, ordenada por Augusto Pinochet, para destruir los cuerpos de ejecutados políticos que estaban enterrados ilegal y secretamente en varios puntos del país, y así evadir las investigaciones judiciales.

Dicho caso se reabrió en Chile y las organizaciones de familiares de detenidos desaparecidos y de ejecutados políticos de la séptima región solicitaron a los Gobierno de Chile y de Alemania que aceleren la tramitación y entreguen recursos.

En 2016 Alemania asumió la corresponsabilidad por lo ocurrido en el recinto de Parral y el entonces ministro de Relaciones Exteriores, actual presidente federal Frank Walter Steinmeier, abrió al público los registros del Estado sobre Colonia Dignidad de más de 20 años de antigüedad, donde estaban documentados los ilícitos.

Y en junio de 2017, miembros de todos los partidos del Parlamento alemán aprobaron una resolución que daba al Gobierno un año para elaborar planes que permitieran investigar la historia de la colonia, establecer un monumento conmemorativo y ofrecer asistencia a las víctimas y sus familiares.

En ese marco, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) de Talca y coordinadora de las agrupaciones de la Región del Maule, Myrna Troncoso, viajó hasta Alemania para reunirse con un grupo de parlamentarios, quienes se comprometieron a exigir al Estado germano que se entregue el plan, ya comprometido, para investigar qué fue lo que pasó en Villa Baviera.

“Vamos a formar una Comisión con representantes del ministerio (de Exteriores) y ocho miembros del Parlamento”, dijo a la cadena alemana Deutsche Welle (DW), el diputado Renate Künast y recalcó que dicha instancia “evaluará las propuestas y tomará una decisión en base a criterios objetivos”.

“Todo esto será incluido en el presupuesto de 2019, por lo que el tiempo apremia”, añadió el parlamentario.

En la misma línea, el legislador de la Unión Cristianodemócrata –el mismo partido de Angela Merkel-, Michael Brand, sostuvo que “después del reconocimiento del Gobierno alemán sobre la responsabilidad compartida, es tiempo de convertir las palabras en acciones” y añadió que “el Parlamento está haciendo presión a través de los partidos. Queremos ver un plan de ayuda listo el 30 de junio”.

Tras la reunión Myrna Troncoso afirmó que “queremos ver que se tomen medidas concretas” y explicó que con los legisladores “hablamos sobre muchos asuntos pendientes y discutimos posibles soluciones. Llegó la hora de hacer realidad las propuestas, ya que actualmente, Colonia Dignidad es un sitio turístico”.

“El pasado no se menciona en absoluto. Eso es muy doloroso. Quiero que ambos Gobiernos ayuden a cerrar este sitio turístico y, en su lugar, lo conviertan en un memorial”, resaltó.